CSS

Flexbox, las nuevas interfaces flexibles de CSS3

Flexbox es la palabreja con la que se denomina al flexible box layout, que podríamos traducir como maquetación de cajas flexibles. ¿Y qué se esconde tras esto? Ni más ni menos que una nueva forma de maquetar interfaces mediantes CSS3.

Sombras y degradados en CSS3

Esta vez no voy a hablar de nada nuevo. Muchos diseñadores y maquetadores web están ya incluyendo estos efectos a sus trabajos. Sin embargo, para mí son nuevos :) Los he utilizado con anterioridad pero muy brevemente, y sin tener muy claro qué hacían y por qué exactamente. Si quieres ir directo a los ejemplos, los tienes aquí. ¡Al lío!

10 errores comunes de programadores web novatos

Hace poco comentaba que en SitePoint habían publicado una lista de los 10 errores comunes de diseñadores web novatos. Pues recientemente publicaron un nuevo artículo, pero esta vez sobre los programadores web. Aquí el resumen:

  1. Ignorar los estándares web. Destacan el uso incorrecto del DOCTYPE, uso de etiquetas antiguas de HTML, o no validar el código.
  2. Delegar en software WYSIWYG. Muy acertadamente indican que, con este tipo de software uno se centra en la visualización, y no en la estructura.
  3. Descuidar aspectos semánticos. El ejemplo que ponen es impagable: El programador novato, si quiere escribir un titular, lo pondrá encerrado en la etiqueta <h1>. Pero posteriormente es posible que “involucione”, y lo diseñe con divs anidados y estilos CSS.
  4. Nombres de clases de estilos. ¿Qué tal una clase como “columna-izquierda-50px”? ¿Y si en un futuro el ancho cambia?
  5. Prueba de navegadores tardía. Invitan al programador novato a revisar su página en varios navegadores desde el primer momento, y no dejarlo para el final. Personalmente, en este punto no estoy de acuerdo; Siempre he preferido desarrollar para una plataforma, y al final, corregir errores de las demás.
  6. Ignorar la portabilidad. Destacan enlaces a rutas absolutas, conexiones a bases de datos sin centralizar, o realizar suposiciones sobre el entorno de ejecución.
  7. Descuidar el ancho de banda. Poco más que añadir… En local un fichero de unos megas es irrelevante, no así en Internet.
  8. Pésima accesibilidad. No consiste sólo en seguir unas reglas mecánicas de código, sino en tener en cuenta aspectos funcionales como poder consultar la web sin javascript, sin flash, en un móvil, o sin ratón.
  9. Despreciar al SEO. Me encanta la definición que hacen del SEO: Es una mezcla de psicoanálisis, complejidad técnica, y misteriosas artes oscuras. En cualquier caso, indican que el desarrollador novato, dejará el SEO para el departamento de marketing una vez lanzada la página. Para entonces, ya será demasiado tarde.
  10. Actualizaciones erróneas. Destacan la práctica de muchos programadores web de tener durante horas una página web en mantenimiento, cuando suele ser una tarea que no debería llevar más de unos minutos. En este punto tampoco estoy de acuerdo. Muchas actualizaciones tan sólo consisten en añadir documentos html, imágenes, y actualizar hojas de estilo y javascript. Sin embargo, hay aplicaciones web que requieren mucho más que eso a la hora de actualizar, por ejemplo cuando cambiamos la estructura de una base de datos, y se deben reestablecer todos los índices.
  11. Como bonus, dejan una lista de otros 20 errores.

En general, este artículo me ha parecido bastante más pobre que el anterior. Sobre todo, por lo mucho que se centra en la capa de presentación HTML, que dista mucho de ser coto exclusivo de los programadores web. En ningún punto se ha mencionado ni una sola práctica o error relacionada con la programación (Salvo el punto 6, donde sugieren no incluir hard coded la conexión a base de datos).

Facturas en CSS

Vía css-tricks veo un sencillo método para crear facturas sólo con CSS. ¿Y por qué usar este método en lugar de un software específico? Bueno, gracias a esto sólo necesitas el navegador para poder crear tus facturas. Y qué demonios, es muy ilustrativo el ejemplo. ¡Qué de cosas se pueden hacer con textarea! Además, es fácil de imprimir, y pasarlo a PDF es algo trivial.

Ver demo

Botones súper increíbles con CSS3 y RGBA

CSS3 ya está aquí, y ha llegado para quedarse. Gracias a él, podemos crear increíbles efectos en navegadores modernos (Teniendo en cuenta un enfoque de graceful degradation). En éste artículo voy a mostrar cómo, desde ZURB, han creado unos botones CSS que realmente son súper increíbles. Accede a la página del artículo para ver demostraciones en vivo.

Botón en ancla »

Botón en ancla 2 »

La magia está en el CSS:

.button{
   background:#222 url(/wp-content/uploads/2009/12/alert-overlay.png) repeat-x 0 0;
   display:inline-block;
   padding:5px 15px 6px;
   color:#fff !important;
   font-size:13px;
   font-weight:bold;
   line-height:1;
   text-decoration:none;
   -moz-border-radius:5px;
   -webkit-border-radius:5px;
   -moz-box-shadow:0 1px 3px rgba(0,0,0,0.25);
   -webkit-box-shadow:0 1px 3px rgba(0,0,0,0.25);
   text-shadow:0 -1px 1px rgba(0,0,0,0.25);
   border-bottom:1px solid rgba(0,0,0,0.25);
   position:relative;
   cursor:pointer;
   overflow:visible;
   width:auto
}

button::-moz-focus-inner{
   border:0;
   padding:0
}

.button:hover{
   background-color: #111111;
   color: white
}

.button:active{
   top:1px
}

Una sombra a la caja, otra al texto, un borde redondeado, y de fondo una imagen png que realiza el degradado (Se puede realizar también con CSS en Webkit). Una pasada hacer todo esto sólo con CSS, ¿no?

¡Pero espera! ¡Ahí no queda la cosa! ¿Qué ocurriría si cambiásemos el color de fondo sobre el que está el botón? La sombra se vería “rara”, al igual que el color del borde.

super-awesome-buttons-fixed

Y lo mismo ocurriría con la sombra del texto si cambiásemos el color de relleno del propio botón. ¿Cómo se soluciona? Ahora es cuando llega al rescate la A de RGBA :) Por ejemplo, en la sombra de la caja, lo hemos definido como:

rgba(0,0,0,0.25)

Es decir, color negro al 25% de transparencia. De ese modo, la sombra siempre “lucirá” del mismo modo usemos el color que usemos.

Espero que os haya gustado tanto como a mí.

Vía Smashin Magazine,